Top

Estrategías para el ahorro de combustible

Giro Limpio define cuatro pilares para la reducción de consumo de combustible, costos y emisiones: conducción eficiente, estrategias para el ahorro de combustible, validación y difusión tecnológica y financiamiento.

Por otro lado, para abordar y aumentar la eficiencia en el transporte de carga se definen cuatro pasos:

Paso 1: Configuración de flota
  • Mejora de la información y el conocimiento para la elección y asignación de equipos según la aplicación y ruta.
  • Incorporación de tecnologías validadas, innovadoras y eficientes.
  • Incorporación de equipos auxiliares y componentes que aseguren el ahorro de combustible.
Paso 2: Gestión de flota
  • Fortalecimiento del análisis cualitativo, mejora continua de procesos y gestión de proyectos e innovación.
  • Selección, implementación y explotación de sistemas tecnológicos eficientes en operaciones de transporte.
  • Estrategias en la gestión de mantenimiento.
Paso 3: Conducción eficiente
  • Capacitación continua a conductores.
  • Sistemas y tecnologías de control y seguimiento.
  • Fidelización e incentivos a conductores en función de la eficiencia y seguridad.
Paso 4: Optimización logística
  • Integración operativa y tecnológica de Generadores de Carga y puntos de transferencia y entrega.
  • Mejora de conocimientos de transporte y logística de Generadores de Carga y clientes finales.
  • Investigación coordinada del Estado, la academia, los gremios de Empresas Transportistas y los Generadores de Carga.

Algunas medidas para reducir el consumo de combustible

Mantenimiento y control del estado del vehículo

las prácticas de mantenimiento ahorran combustible, aumentan la vida útil de las piezas y los dispositivos y disminuyen el riesgo de inconvenientes durante la operación. Éstas, a la larga, se traducen en ahorros.

Por ejemplo, según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía de España (IDAE), el cuidado de los filtros de aceite, aire y combustible puede generar un nivel de ahorro entre el 0,5% y 1,5%. Por otro lado, la reducción de la presión de los neumáticos en 28 psi, aumenta el consumo de combustible en un 2%.

Mejora de la distribución de carga y planificación de viajes

De acuerdo al programa SmartWay de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (US EPA, por sus siglas en inglés), la planificación de carga y la optimización dentro de una empresa, podrían generar ahorros de entre un 5% y 15% en combustible. Mientras que la asociación con otras compañías transportistas podría generar ahorros de un 20% del costo o más.

Configuración de flota

El primer paso a considerar para abordar la eficiencia en el transporte de carga corresponde a obtener una adecuada configuración de flota. Lo anterior consiste en seleccionar el vehículo y la carrocería apropiados para transportar el tipo de carga requerida, y que, a la vez, se ajuste a las necesidades diarias de la ruta.

Entrenamiento y capacitación a conductores

La conducción eficiente comprende una serie de técnicas que dan lugar a un nuevo estilo de conducción, logrando mejoras en el rendimiento de un 5% a 15% en promedio. Según el IDAE, una conducción eficiente puede ahorrar un 30% de combustible, respecto a una agresiva. Estas técnicas se enfocan en el entrenamiento y la capacitación, pudiendo ser adoptadas por todos los conductores, incluso los más eficientes y experimentados.

Reducción del ralentí

El ralentí consume entre 2 y 3 litros de combustible por hora, lo que se traduce en un alto costo energético y en la generación de diversos contaminantes. Por estos motivos es que se recomienda limitar el uso del ralentí, para lo cual existen diversas estrategias y tecnologías.

Recauchaje de Neumáticos

El recauchaje, o renovado, de un neumático consiste en reemplazar la banda de rodamiento gastada por una nueva, reparando un neumático para su reutilización, acorde a los principios de la economía circular. Un neumático renovado, consume solo un tercio de las materias primas requeridas para fabricar un neumático nuevo y evita un 66% de la emisiones COa la atmósfera (Arnec).
La oferta de bandas de rodamiento permite seleccionar productos con características que se ajusten al tipo de ruta y a la baja resistencia a la rodadura, lo que reduce el consumo de combustible, conservando las prestaciones de seguridad de los neumáticos nuevos.

Pruebas realizadas bajo la NCh3331

  • Instalación de dispositivos aerodinámicos:evidenciaron ahorros de combustible de hasta un 15,4% por el uso kits aerodinámicos.
  • Diseño de cabina desde la perspectiva de la aerodinámica: el diseño de cabina standard, o con capot, genera un 3,96% de ahorro en el consumo de combustible, comparado con la cabina frontal.
  • Consumo de combustible en función del peso de la carga: cada tonelada de peso de aumento en la carga aumenta el consumo de combustible en aproximadamente un 1%.
  • Neumáticos de bajo perfil: este tipo de neumático posee menor resistencia a la rodadura que neumáticos convencionales. Si bien los resultados de la prueba no fueron estadísticamente significativos, éstos arrojaron ahorros de un 0,28%, al comparar neumáticos de bajo perfil (275/80R 22.5) con los de mayor perfil (295/80R 22.5) (margen de error del 1,73%).
  • Neumáticos de baja resistencia a la rodadura: si bien la prueba no arrojó resultados concluyentes debido a la falta de condiciones para efectuar las vueltas establecidas, los neumáticos de baja resistencia a la rodadura 295/80R 22.5 Energy generaron un 2,94% de ahorro, respecto al neumático 295/80R 22,5.
  • Sistema dual diésel-GNC: sistema Landirenzo Dual Fuel, italiano, inyecta gas natural comprimido en la admisión de aire para después ser mezclado con diésel en la cámara de combustión. La prueba logró sustituir un 41% de diésel por GNC, reduciendo así las emisiones.

Conoce más de estas y otras pruebas realizadas bajo la NCh 3331 en el siguiente botón: